El tren transiberiano: Todo sobre la vida a bordo

Viajar en un tren transiberiano es una experiencia que perdura durante toda la vida, por el encanto que tiene el trayecto y todo lo que podemos vivir en él. Subir a este tren es mucho más que moverse en este medio de transporte; supone realizar un trayecto en unas instalaciones que serán nuestra casa durante los días que dure nuestra estancia. Conocer cómo funciona el tren transiberiano, así como las particularidades que tiene su estancia en él puede ayudarnos a planificar y disfrutar mejor de nuestro viaje.

El tren transiberiano. ¿En qué consiste?

Se trata de un tren que recorre el trayecto desde Moscú hasta Vladivostok, realizando un viaje que tiene una duración de 14 días. A lo largo de este periodo, nuestra vida transcurre dentro del tren; dormiremos en la cabina designada y compartiremos baño con otros viajeros. Todo ello facilita el ambiente aventurero que muchos viajeros andan buscando al contratar este viaje. Por ello, no se trata de un simple viaje; supone una ruta férrea que no es nueva; antiguamente se usaba para transportar mercancías, y, gracias a su encanto, actualmente se usa como opción turística.

Esta ruta férrea es una de las más largas del mundo, gracias a su recorrido y su duración. Sus características hacen que, en un primer momento, resulte apto solo para algunos tipos de turistas, por lo que no suele estar masificado y esto le aporta un encanto añadido a nuestra experiencia.

Datos curiosos del viaje

El viaje a bordo de un tren transiberiano no es un viaje común. Solo debemos consultar sus datos para hacernos una idea de la experiencia que estamos a punto de realizar.

Se trata de un trayecto que recorre 9288 kilómetros. Este recorrido tiene su punto de salida en Moscú, y su punto de finalización de Vladivostok, rozando Japón. Durante el viaje, nos tocará cambiar la hora un total de 8 veces. Aunque nosotros solamos usarlo para viajar, muchos rusos lo usan para trasladarse en su día a día a lo largo de su territorio.

En el interior de este tren transcurre la vida. Sus huéspedes terminan compartiendo momentos de charlas y otras experiencias muy enriquecedoras. Nos permite realizar nuevas amistades y encontrar compañeros de viajes con los que compartir nuestras aventuras y descubrimientos.

Las cabinas

El tren será nuestra casa en esos 14 días, por lo que está provisto de cabinas con las comodidades necesarias para poder descansar. Entre ellas, encontramos:

-Cabinas de tercera clase: Suponen las cabinas más económicas, y son ideales para aquellos aventureros que se adaptan a diferentes formas de vivir. Las cabinas de esta tercera clase comparten camas y baños, de manera que se crean muchas buenas experiencias entre los viajeros.

-Cabinas de segunda clase: Estas cabinas están separadas por pequeños compartimentos, cada uno de ellos contiene 4 camas. No resultan tan económicas como las cabinas de tercera clase, pero tampoco son exclusivas.

-Cabinas de primera clase: Los compartimentos de los que se divide el vagón contienen dos camas, por lo que pueden considerarse exclusivos. Ofrecen mayor intimidad a los huéspedes que las contratan. A cambio, son las más caras.

Otros servicios

El tren transiberiano cuenta, además, con:

  • Vagón comedor: El tren cuenta con un restaurante; en él podremos degustar la gastronomía típica de cada uno de los lugares por donde transcurre su ruta. Además, podremos adquirir bebidas y snacks. No obstante, teniendo en cuenta el desembolso económico que supone sentarse a degustar sus platos, muchos de los viajeros optan por llevar consigo su comida para alimentarse con sus provisiones.
  • Zonas de lectura y descanso, donde pasar esas horas de trayecto en las que nos apetece estar tranquilos.
  • Los baños suelen ser compartidos, algunos de ellos no poseen ducha. Por ello es importante llevar provisiones de toallitas y toallas que podamos mojar para asearnos cada día.

La vida a bordo de un tren siberiano puede ser una experiencia muy aventurera que recordaremos durante toda la vida. Por ello, es muy recomendable disfrutar de esta experiencia por lo menos una vez en la vida. La página web transiberiano.net nos permite encontrar la información que necesitamos, así como adquirir nuestro viaje. Nos ofrece viajar en un transiberiano low cost, que resulta un poco más económico, o bien optar por el transiberiano más habitual. Además, también nos permite contratar nuestro viaje a bordo del Transmanchuriano y el Transmongoliano.

Comparte este artículo en redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn