Bienvenidos a la capital de Mongolia, Ulaanbataar

Mongolia supone un país con tantas diferencias culturales a los países occidentales, que son muchos los que deciden desplazarse hasta él para conocer su cultura y sus modos de vivir. Una de las maneras más aventureras para llegar hasta allí es hacerlo sobre el tren Transmongoliano, realizando una ruta que realiza el trayecto que une Moscú y Pekin, pasando por Mongolia.

Si tenemos intención de visitar la capital de Mongolia, Ulaanbataar, nos vendrá bien conocer algunos detalles sobre la ciudad. Todos ellos nos podrán ser útiles en nuestra visita, facilitándonos nuestra estancia.

Toma nota de estos consejos a la hora de visitar esta ciudad:

Visitar Ulaanbataar

Estamos ante la ciudad más grande y poblada de Mongolia, situada al norte del país, entre las montañas Bogdh Khan, Chingeltei y Bayanzurkh y Songino Khairkhan. Supone el lugar más importante del país en lo que a nivel cultura, social y financiero se refiere.

¿Cuándo es la época ideal para visitar Ulaanbataar?

La mejor época para visitar Mongolia es en verano, debido a su clima. Los meses más calurosos podemos disfrutar de una temperatura que no suele sobrepasar los 30º. Esto nos facilita mucho nuestra estancia por esta ciudad, por lo que puede ser el momento ideal para realizar nuestra visita. Visitar Ulaanbataar en los meses de invierno no resulta del todo recomendable, pues su temperatura desciende a valores negativos.

¿Cómo moverse por Ulaanbataar?

Aunque lleguemos a Mongolia a bordo del transmongoliano, una vez en tierra mongola deberemos desplazarnos de manera eficiente. En este sentido, la ciudad cuenta con una amplia red de transporte que conecta muchos de los lugares de los que se compone.

Una de las maneras más eficientes para movernos por la ciudad es en autobús. Encontramos autobuses que realizan rutas por la ciudad, y otros que salen de ella rumbo a otras ciudades, realizando trayectos que pueden durar hasta 13 horas. En función de donde queramos movernos, podremos elegir el autobús y la ruta adecuada.

El tren también supone una buena manera de moverse por Mongolia. La ruta más realizada es la transiberiana; teniendo en cuenta que solo la transmongoliana pasa por Mongolia, deberemos hacer uso de ella si queremos viajar a Pekín.

Otra opción es el taxi, aunque deberemos tener en cuenta que existen taxistas que aumentan sus tarifas de manera intencionada, sobre todo cuando sus clientes son turistas.

Si preferimos la libertad que nos ofrece tener un vehículo en exclusiva, también podemos optar por alquilar un coche o un jeep, con o sin conductor.

Gastronomía típica de Mongolia

La cocina mongola se caracteriza por ser rica en vegetales, diferentes tipos de carnes (caballo, camello, ganado, oveja, cabra y yak), sopas y guisos. Al tratarse de un país frío, sus platos tienen un alto contenido en grasa.

Uno de los platos más típicos y que encontraremos con mucha facilidad es el Khuushurr; se trata de un pastel realizado de carne con vegetales, cebolla y harina. Otra opción es el Boodog, elaborado con carne de cabra. Si nos apetece probar un guiso, podemos optar por los buz, bollos fritos rellenos de carne con alto contenido de grasa.

Una de las bebidas más típicas de Mongolia es el süütei tsai; este te salado puede tomarse solo o acompañado de alimentos, convirtiéndolo en una sopa.

¿Es necesario el visado?

Los turistas españoles que deseen visitar Mongolia deben tramitar su visado en la embajada correspondiente. Se trata de un trámite obligatorio que puede tardar unos 3 meses en hacerse efectivo, por lo que es muy recomendable iniciar los trámites con suficiente tiempo de antelación. Deberemos realizar nuestro viaje en un plazo de 3 meses desde la fecha de expedición.

¿En qué idioma me puedo comunicar?

Generalmente, los habitantes de Mongolia y China hablan mongol de tipo Khalkha. También se habla ruso, inglés, coreano, alemán y japonés.

Estos detalles pueden ayudarnos a mejorar nuestra estancia por la ciudad, así como conocer cómo debemos movernos por territorio mongol. Si queremos hacer realidad nuestro deseo de visitar Mongolia, podemos hacerlo a través de la ruta Transmongoliana. Serán 7 días de trayecto desde Moscú a Mongolia, cargados de aventuras y otras maneras de vivir. Ahora, además, podemos optar por reservar nuestro viaje low cost y disfrutar de todos los encantos sobre el tren transiberiano a un precio más que asequible.

Comparte este artículo en redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn